img1

Hombres y Masculinidad

Lic. Sender Herrera Sibaja,
M.Psc. Psicólogo
Clínico Centro de Psicología y Desarrollo Humano

Noviembre, 2015.

En las siguientes líneas se esbozará algunas experiencias a partir de la atención psicológica especializada que brindamos durante el 2011 -2015 para la Municipalidad de Belén, con la iniciativa y el impulso de la OFIM. En el marco de la OFIM, enfocaré las ideas a partir de dos temas: de muchos: Igualdad y equidad de género y violencia.

En el caso de los hombres, inicialmente la atención se da para atender lo que se ha denominado violencia masculina (Kaufman, 1989: p.20). Para este autor la violencia masculina está compuesta por una tríada que se manifiesta en: 1) violencia hacia las mujeres, 2) violencia hacia los hombres, y 3) violencia hacia sí mismo. Es decir, la violencia masculina se enmarca en el escenario personal e interpersonal, y se observa en el ámbito familiar, laboral y social, al menos.

En nuestra experiencia, atendiendo a hombres del cantón de Belén, no encontramos de forma clara que la tríada estuviera presente, es decir, las conductas violentas que se atendieron estaban focalizadas en personas específicas. Es importante aclarar, que los hombres que se atendieron correspondían a diferentes condiciones etarias (distintas edades). Es decir, se atendieron personas menores de edad, adultas y adultas mayores, algunas de ellas con algún tipo de discapacidad.

Ante este escenario, la atención de la violencia masculina se amplió a la atención de la violencia paterno-filial, la violencia conyugal, la violencia filio-parental (Pereira y Bertino en Giraldo y González, 2009: p.226) y en lo que en el Centro de Psicología y Desarrollo Humano, he teorizado como violencia parental.

La violencia paterno-filial es aquella que madres, padres o personas encargadas en condición de personas cuidadoras de niñez y adolescencia ejercen en contra de éstas. La violencia conyugal es aquella violencia que se manifiesta en el contexto de las relaciones de pareja. La violencia filio-parental es aquella que ejercen hijas e hijos en contra de su madre, padre o personas encargadas en condición de personas cuidadoras. Y la violencia parental es aquella que madres y padres ejercen entre sí a través de las hijas e hijos, principalmente ante situaciones de ruptura de la relación de pareja. Es decir, un conflicto de pareja se traslada a la relación parental, donde la violencia directa no se ejerce hacia las hijas e hijos, pero si se les utilizan para vehiculizar esta violencia.

Lo anterior hizo, que la atención de hombres se ampliara a atención de la familia, incluso la comunidad, sin descuidar la especificidad. En este escenario se brindaron sesiones de psicoterapia familiar, orientación y educación a la familia, psicoterapia de pareja, e incluso mediación familiar. Ante esto, planteamos otro concepto que nace de la psicología política (Barrero, 2008), la psicoterapia política (Herrera, 2015), que procura cambios ideológicos en las relaciones entre mujeres y hombres, reconociendo estrategias en las cotidianidad que procuren la igualdad y la equidad de género. En específico: trabajo compartido (OITPNUD, 2009) y crianza compartida (OIT-PNUD, 2013).

En este sentido, el programa de atención de hombres se instauró como una estrategia emancipatoria que procuró el desarrollo comunal, social y político en el escenario micro, promoviendo otras convivencias: Pacíficas, equitativas e igualitarias a favor del cantón de Belén, lo cual, se complementó con el trabajo grupal, el cual se configuró mixto, es decir, mujeres y hombres de distintas edades dialogando entre sí, adquiriendo y modelando relaciones centradas en el respeto, la tolerancia, la solidaridad y la cooperatividad.

Referencias Bibliográficas

  • Barrero, E. (2008). De Macondo a mancuso. Conflicto, violencia política y guerra psicológica en Colombia. Una aproximación desde la psicología social crítica. Bogotá.
  • Giraldo, R. González, M. (2009). Violencia familiar. Bogotá.
  • Herrera, S. (2015). Psicoterapia con hombres: algunas consideraciones conceptuales desde la perspectiva de género. IV Congreso Latinoamericano para la Formación y la Enseñanza de la Psicología. Identidad, innovación y compromiso social. Universidad Pontificia Bolivariana y Universidad Cooperativa de Colombia. Santa Marta, Colombia.
  • Kaufman, M. (1989). Hombres: placer, poder y cambio. CIPAF. Santo Domingo.
  • OIT-PNUD. (2009). Trabajo y Familia. Hacia nuevas formas de conciliación con responsabilidad social. Ginebra.
  • OIT-PNUD. (2013). Trabajo decente y cuidado compartido. Hacia una propuesta de parentalidad. Ginebra
Volver a la lista